vade retro, congresista

Reseña | «Correr con lobos» de Atómica: cuando el rocanrol es del mundo animal

[RESEÑA] El nuevo disco de la banda acaba de salir luego de doce años de su último álbum. Manifiesta una identificación con la animalidad de ser humano, más allá del estereotipo de un género definido masculino o femenino. Del disco destacan “Lobo”, “El espejo” y “No me arrepiento de nada”. Esta última es una versión rockera del clásico tema originalmente interpretado por Edith Piaf, que esta vez la banda ha hecho suya, y ha gestado así un nuevo himno del rocanrol. Aquí la reseña.

Publicado: 2019-08-14

En algún lugar de Lima, Sandra Requena aúlla. Estudió en un colegio de mujeres, pero desde chica, dice, la veían como un bicho raro. “Las chicas se burlaban de mi apariencia, en la calle les daba roche saludarme, me botaron de la escuela porque no les gustaba mi perfil”, dijo alguna vez en una entrevista. En algún lugar de Lima, Sandra Requena aúlla. “Mi madre se persignaba cuando veía nuestros afiches de rock en las paredes” dijo en una obra de teatro testimonial dirigida por Mariana de Althaus. No se identifica con un género, sino con la animalidad de lo humano. “Mi reino es del mundo animal” dice en una de las canciones del nuevo disco de Atómica, banda que lidera desde el 2002.  

El quinteto conformado por Sandra Requena (voz), Carlos Tabja (guitarra), Marcelo Panizo (guitarra), Eduardo Cisneros (bajo) y Carlos Chávez (batería), ha lanzado su tercer disco bajo el título de “Correr con lobos” (2019). Este, después de doce años, se suma a la discografía del grupo precedido por sus dos primeros álbumes “Atómica” (2002) y “Tiempo Roto” (2007). Nunca es tarde para sacar un nuevo disco.

"correr con lobos" se puede escuchar ya en la página de youtube de la banda.
Y también está disponible una versión física para lxs coleccionistas.

“Correr con lobos” contiene seis temas nuevos. Está disponible ya en plataformas digitales (escúchalo aquí) y también en formato físico. De fondo mantienen la esencia sonora de la banda de rocanrol con influencias punk, y el especial toque de la voz de Sandra, que se hace nostálgica para muchos de los que crecieron escuchándola desde su proyecto anterior Metadona a fines de los 90. Escuchar la voz de una mujer en una escena mayoritariamente conformada por hombres siempre es como darse un respiro. Del nuevo disco destacan “Lobo”, “El espejo” y “No me arrepiento de nada”.

El disco inicia con “Satanás”: ‘te llamo te busco, te encuentro y te vas / te busco en la sombra del bueno’. Se trata de una canción que no van ni tan rápida ni tan lenta, pero sí con la solidez de la batería y la clásica distorsión de las guitarras que caracterizan a la banda. La letra parece revisar ese dualismo entre el bien y el mal: ‘te olvidas que soy carne y hueso / que puedo amar y odiar’ y muestra cierta rebeldía que quiere ir más allá de tales fronteras. Luego está “Lobo”: ‘todos me criticaban y algunos se burlaban / decían que era rara / cazadores en la esquina’. La canción inicia con una especial incursión de estilo hillbilly con la inclusión de un banjo. La letra le presta especial atención al reconocimiento de una identidad que va más allá del género femenino estereotipado y defiende la animalidad como otra forma de ser humano: ‘si me peino igual soy animal / si me afeito igual soy animal / si te amo igual soy animal / ser humano es ser animal’, finaliza. 

atómica presentó "corriendo con lobos" el sábado pasado en el yacana bar.
foto: carola requena

“El espejo” va por un camino similar: ‘nunca me recuperé / mi espejo no era igual / todos veían belleza / y en el mío difusa visión’. “Gallinazos en el campanario” hace lo propio dibujando de algún modo la Lima del centro. Y “¿Quién eres tú?” es la canción romántica del disco.

Ahora, “No me arrepiento de nada”, la última canción del álbum, es un punto aparte. Desde ya podemos decir que este tema se va a convertir en un nuevo himno del rocanrol. Se trata de una versión, totalmente adaptada al estilo de la banda, del clásico tema escrito por Michel Vaucaire en 1956 e inmortalizado por Edith Piaf. La canción original es un tema orquestado de music hall cantado en francés. La versión de Atómica es un tema de rocanrol cantado en español, que no tiene la elegancia de la original, tiene más bien una rebeldía distorsionada y desprendida de toda culpa. 

La intro la marca la batería, simulando el sonido de una marcha. Luego entra la voz de Sandra con la primera estrofa de la canción: ‘No, no hay de qué / no me arrepiento de nada / ni del bien que pasé / ni del mal / todo me da igual’, y al terminar la frase se marca el cambio con el ingreso de las guitarras y la batería ya en tono de punk rock acelerado. Entonces la versión se hace absolutamente propia. Aquel camino rápido se hace hasta la mitad de la canción, para volver brevemente otra vez con la batería en tono de marcha: ‘Con todos mis recuerdos / he encendido el fuego / alegría y placer volvería a tener / tórridos los amores / con todos sus temblores / yo viví, yo morí / y empiezo siempre hoy’. Y luego recupera el ritmo del rocanrol con el coro que reivindica el orgullo de no arrepentirse de nada. No es una versión solemne como la de Piaf, es animal como solo puede hacerlo Atómica con Sandra en la voz, quien por cierto es gran admiradora de la cantante francesa.

El pasado sábado, Atómica presentó “Correr con lobos” en el Yacana Bar. Mucha gente old school, que se sabe las letras de sus discos anteriores, que guarda un gran cariño por la banda, que viene de escuchar al grupo desde inicios de los dos miles, asistió esa noche. Pero tal vez sería bueno que las nuevas generaciones escuchen a la banda y también comiencen por prestarle atención. 

No es tan difícil dejarse abrazar por la voz de Sandra Requena, identificarse con la propuesta de la animalidad más allá de todo género que propone el nuevo disco, y soltar la voz para cantar en un próximo concierto que no nos arrepentimos de nada.

PRÓXIMOS CONCIERTOS:

La banda se prepara para presentar su disco en el interior del país. Una de las próximas paradas sería Arequipa. Más info. pronto en sus redes sociales.


El rocanrol es nuestra cultura y nuestra contracultura. Si significa lo mismo para ti, suscríbete aquí. En twitter estamos como @youcansayfuck.


★ Y O U C A N S A Y F U C K también ha publicado:

Más allá de Los Saicos, ¿por qué se sabe tan poco de rock peruano en el mundo?

Quién ha venido a joder la tranquilidad: Los Fuckin Sombreros, reunión 2019

Estos chicos nunca han escuchado una sola canción de Leusemia en su vida

¿Quién debería llevar un curso sobre historia del rock peruano?


Escrito por

escarlata

Diana Joseli. Editora DIY en YouCanSayFuck.lamula.pe. En twitter estamos como @youcansayfuck. Correo: contacto.ycsf@gmail.com


Publicado en

YOUCANSAYFUCK

El rocanrol es nuestra cultura y nuestra contracultura. Foto de portada: Raúl García.